miércoles, 18 de noviembre de 2009


El tren negro


Cuenta la leyenda que cuando un tren viejo hacía el recorrido Quito-Riobamba en un día Santo, había llovido muy duro en la provincia de Cotopaxi, los trabajadores del ferrocarril se tomaron todo el día en quitar los escombros de las rieles; entoces fue a las once de la noche cuando el tren otra vez emprendió el viaje, en el sector de Yambo seguía la torrencial lluvia y el lodo en las rieles hacía cada vez más difícil el viaje. A las doce de la noche el tren se descarriló y provocó un fuerte estruendo y se hundió en las aguas del lago sin fondo.

Desde ese trágico accidente a las doce de la noche en Semana Santa se escucha el silbido del tren y los gritos de los pasajeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada